Así funciona el ESMAD en Colombia

El ESMAD es un grupo ANTIDISTURBIOS reglamentado legalmente por la Policía Nacional, encargado de controlar las protestas y/o disturbios ocasionados al interior de nuestra nación, haciendo uso de elementos y armas de dotación aprobadas por el Estado colombiano. Usan una indumentaria especial para su protección personal y enfrentar las protestas de manera frontal y contundente.

Tras la muerte del joven Dilan Cruz, la polémica en Colombia que ha llegado hasta las altas esferas del Senado, cuestiona la legalidad del uso desmedido de la fuerza y de todos los protocolos que deben seguirse para el uso de las armas de dotación, encaminadas a la dispersión de los protestantes con gases lacrimógenos y armas de impacto con proyectiles plásticos que pueden causar mucho daño a los manifestantes.

Lo que tiene realmente indignada a la población, es la manera en que el protocolo de uso de las armas no está siendo aplicado por parte de los agentes del ESMAD, que acorde a lo estipulado debe conservar una distancia preventiva de al menos 20 mts del objetivo, que su disparo debe ser al aire para que descienda hasta el piso y nunca disparar de manera frontal y a corta distancia de un manifestante.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 775a5727-b8db-462f-a866-a0ed4bfb849b.jpg

En este vídeo se puede observar como los integrantes del ESMAD disparan de manera irresponsable a los jóvenes manifestantes, sin respetar las normas establecidas para su uso. Es evidente que estos vídeos demuestran el deseo de herir de manera contundente a los manifestantes, sin importar las consecuencias.

Ante estos abusos, que son los que llenan de odio a la población en contra del accionar del ESMAD, las autoridades y los altos mandos de la policía deben reflexionar y exigir a sus hombres, acatarse a las normas. Gracias a los avances en tecnología, hoy todos tienen un teléfono inteligente que les permite grabar los abusos de parte y parte y evidenciarlos en las redes sociales.

No es una disculpa aceptable por parte de la sociedad, que integrantes del ESMAD se llenen de ODIO para generar caos y más violencia en las marchas. Está evidenciado en decenas de vídeos que, a pesar del buen comportamiento de los jóvenes que protestan pacíficamente, el ESMAD incita a la violencia usando sus armas sin motivo aparente.

Al general Hoover Penilla hay que pedirle que evalúe el comportamiento y estado psicológico de los miembros del ESMAD, que parecieran salidos de una película post apocaliptica, llenos de odio y grandes ínfulas de Terminator que lejos de generar tranquilidad a las marchas, se convierten en los PRIMEROS INCITADORES a la violencia. Una evaluación psicológica no les caería nada mal, porque al final de las jornadas del ESMAD deben regresar a sus barrios populares a compartir con sus familias y esa imagen de ROBOCOP sin uniforme deja de ser hostigadora.

El general Hoover Penilla, comandante la Policía Metropolitana de Bogotá, recordó que el principio fundamental de los uniformados es el respeto a los Derechos Humanos, al ciudadano y cumplir la ley. “Existen riesgos y suceden eventualidades, cosas que queremos evitar . El Policía no sale a causar daño”, aseguró.

Ante estas afirmaciones del general Penilla, la ciudadanía en general tiene muchas dudas, pareciera que el comandante no prestara atención a los vídeos publicados en las redes en donde se evidencia de manera contundente, que si hay hostigamiento e incitación por parte del ESMAD, haciéndonos creer que son AMOS Y DUEÑOS ABSOLUTOS del control de las manifestaciones y ahí no podemos equivocarnos general, recuerde que los están grabando desde todos los ángulos.

Esa agrupación, adscrita a las autoridades metropolitanas, está regulada mediante dos resoluciones del Ministerio del Interior y su actuar es vigilado por la Defensoría del Pueblo y organizaciones de Derechos Humanos, y por supuesto de TODA LA CIUDADANÍA que graban el proceder de esta fuerza élite de la policía que en cada disturbio deja muchos lesionados.

A la fecha, lo integran 3.876 personas, presentes en 20 ciudades. Los oficiales del Esmad están autorizados para utilizar “armas no letales”, como bastones de policía, cartuchos y granadas de gas lacrimógeno, polvo de pimienta, fusiles de gas, granadas de aturdimiento, escopetas calibre 12 cargadas con municiones “no letales” y otros tipos de cartucho.

Se debe poner en tela de juicio si esas Armas No Letales, como afirman los policías deben ser evaluadas de nuevo para que otros jóvenes o manifestantes no mueran, como fue el caso de Dilan Cruz.

Las escopetas calibre 12, dice el Ministerio de Defensa, solo se utilizan en procedimientos de control de disturbios, “única y exclusivamente para el impulso de cartuchos de impacto dirigido menos letal”. Los uniformados del Esmad no solo tienen equipo de defensa, sino toda una indumentaria de seguridad. LO que les asegura a ELLOS que no sufrirán tanto, como los manifestantes que van en ropa de calle.

Incluso, en 2018 hubo una renovación de los elementos que estos visten (cascos, protectores corporales y otros) motivo por el que el presupuesto invertido en el escuadrón superó los 4.487 millones de pesos, ocho veces más que el monto de 2017, que rondó los 522 millones. Además de los elementos que portan, tienen 108 tanquetas que, según la Ley 1801 de 2016, son “medios de apoyo” para sus procedimientos.

Los uniformados cursan un año de formación para el rango de patrullero. En el caso de los que son oficiales, estudian tres años y reciben formación en manejo y control de multitudes. El programa incluye entrenamiento en su papel en la protesta social, primeros auxilios, técnicas para controlar multitudes, defensa personal, Derechos Humanos, armas y otros ámbitos. ¿Será que también los orientan psicológicamente para dejar de sentirse Rambos en medio de un combate que solo existe en sus cabezas?

El director de investigación en la línea de Sistema Judicial en De justicia, César Valderrama, relata que en su concepción, el Esmad “tenía un objetivo bueno, pero ha habido inconvenientes en su actuar porque no opera de manera reactiva, sino que se anticipa y ese no es el camino”.

No actúan de manera REACTIVA
por el contrario actúan de manera
en que INCITAN a las masas a la
CONFRONTACIÓN Y EL CHOQUE

Inconvenientes, que tanto las autoridades como expertos en el tema reconocen, y que llevaron a un sector del país, encabezado por los líderes del Paro Nacional, a reclamar el fin del Esmad. No obstante, a juicio del exsecretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía, esa no es la salida en tanto se necesita “fortalecer los acompañamientos de Personería y de las Secretarías, velar por el cumplimiento de los protocolos y establecer responsabilidades individuales cuando se presente un exceso de uso de fuerza”.

Finalmente, el analista en seguridad de la Universidad Central, Andrés Nieto, dijo: “el Esmad tiene vacíos en su regulación y se enfoca más en el choque en lugar del diálogo en las marchas”

Daniel Mejía, exsecretario de seguridad de Bogotá, señaló que el Esmad es importante para enfrentar y confrontar disturbios y situaciones que, por su naturaleza, no están a cargo de los uniformados de policía normales.

Director:  Habib Merheg Marún

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here