Avalancha por poco acaba con Jericó

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, anunció que declarará Urgencia Manifiesta y Calamidad Pública en Jericó para contratar rápidamente un estudio geológico con un grupo de expertos que determine qué fue lo que ocasionó la avenida torrencial la madrugada de este domingo en esa localidad del suroeste antioqueño y que causó lesiones a 2 personas, afectación en 17 sectores de la localidad y la evacuación de 1.000 habitantes.

1.000 personas evacuadas por emergencia en Jericó, Antioquia

Pérez agregó que la Urgencia Manifiesta permitirá la consecución de recursos en forma expedita de los gobiernos Nacional y Departamental, así como la contratación del estudio geológico que “explique a profundidad (seriedad y cientificidad) las causas que generaron esta eventualidad”.

El mandatario viajó a la población, cuna de la santa madre Laura, para conocer de primera mano los daños ocasionados por las fuertes lluvias registradas el domingo en la noche y solidarizarse con la comunidad y las autoridades de la localidad.

Dichas precipitaciones fueron las que provocaron el incremento del nivel del agua de la quebrada La Cascada, cuyo desbordamiento generó socavación y movimientos en masa que desencadenaron en la avenida torrencial. Esta desplazó grandes volúmenes de sedimentos, material vegetal y escombros.

Debido a la emergencia fue instalado un Puesto de Mando Unificado Integrado por la alcaldía de Jericó y el Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard).

Al municipio se trasladaron Jhonatan Malagón, ministro de Vivienda, y Eduardo José González, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), quienes llegaron a la mesa de trabajo para determinar qué acciones se tomarán para ayudar a los damnificados.

El Puesto de Mando Unificado tomó la decisión inicial de establecer una Alerta Roja dirigida a los habitantes del costado occidental de la población, con especial atención para los sectores: La Comba, Avenida el Liceo, San Francisco, Sector Boyacá, Sector Hospital y Sector El caño.

González, el director de la Ungrd, manifestó que a partir de las reuniones llevadas a cabo por la mesa se determinó seguir monitoreando de manera permanente la zona. Además, expresó que de las 1.000 personas que fueron evacuadas de manera preliminar, 800 pudieron regresar a sus viviendas, pero las otras 200 (de siete familias) todavía no pueden hacerlo debido al riesgo que aún se presenta en la zona. Igualmente, reveló que los servicios públicos como gas, alcantarillado y energía están siendo restablecidos parcialmente en el municipio.

El ministro de Vivienda, Malagón, adelantaba gestiones con el fin de conocer las necesidades de la comunidad y el apoyo que se requiere para la reconstrucción de las viviendas afectadas.

La emergencia viene siendo atendida por el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres del municipio (Cmgrd), la Defensa Civil, Bomberos, Ejército y Policía. Gracias al apoyo de las entidades mencionadas, actualmente se avanza en la remoción de escombros.

El desbordamiento ocasionó también el taponamiento de un puente en el sector conocido como La Cascada y por ello el municipio estuvo incomunicado por vía terrestre. Sin embargo,  fue habilitado un carril en la vía a otros municipios.

Director:  Habib Merheg Marún

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here