El Estado de California condena a Monsanto a pagar USD$ 2.000 millones en nuevo juicio por Glifosato

A pesar que la empresa Monsanto sigue asegurando que el glifosato no es cancerígeno, un fallo de la corte en California condenó a la empresa a pagar USD$ 2.000 millones por sus afectaciones a la comunidad.

“Más de 13.000 demandas
relacionadas con el herbicida
se habían iniciado en
Estados Unidos”

Un jurado de California condenó este lunes a Monsanto, propiedad de la compañía alemana Bayer, a pagar más de 2.000 millones de dólares a una pareja de estadounidenses enfermos de un cáncer que atribuyen al herbicida Roundup, informaron los abogados de los denunciantes.

El fallo es el último de una serie de derrotas judiciales que Monsanto ha sufrido por este herbicida elaborado con glifosato, aunque la compañía insiste en que no es cancerígeno.  

A esa indemnización de 2.000 millones de dólares -1.000 millones por persona- se suman otros 55 millones también concedidos a Alberta y Alva Pilliod a modo de compensación por pérdidas económicas, perjuicio moral, etc. 

“El jurado vio por sí mismo los documentos internos de la compañía que demostraban que, desde el primer día, Monsanto nunca tuvo interés en averiguar si Roundup era seguro”, dijo el abogado de los demandantes Brent Wisner. 

“En lugar de invertir en
ciencia sólida, invirtieron
millones en atacar a la
ciencia que amenazaba su
agenda comercial”

En un comunicado, Bayer se mostró “decepcionada” por esa sentencia y anunció su intención de recurrirla, argumentando que difiere con una reciente revisión de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense sobre herbicidas a base de glifosato.

“El consenso entre los principales reguladores de salud en todo el mundo es que los productos a base de glifosato se pueden usar de manera segura y que el glifosato no es cancerígeno”, sostuvo Bayer. 

El veredicto supone la tercera derrota judicial de la firma por este tema.

El juicio comenzó a finales de marzo, justo después de que Monsanto fuera condenado, por los mismos motivos, a pagar 80 millones de dólares a un septuagenario con un linfoma no Hodgkin que achacaba al Roundup.

Una vez más, el jurado consideró que Monsanto debería haber avisado de los posibles peligros de su producto estrella. 

En agosto de 2018, Monsanto fue condenada a pagar 289 millones de dólares a un jardinero afectado por el mismo tipo de cáncer, una cantidad que un juez redujo luego a 78 millones. 

Bayer anunció el mes pasado que más de 13.000 demandas relacionadas con el herbicida se habían iniciado en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here