«Gringo Pendejo y Bandida Colombiana»

Así debería titular la película que vivió Brian Harrington y Leida Esther, una costeña muy astuta que se puso en la tarea de enredar a un inocente gringo, entrado en los 60, que se creyó el cuento del amor a distancia y terminó ordeñado por la joven mujer colombiana.

Se conocieron por internet, ella es la imagen de Miss Tanga y él un típico americano clase media, con vacíos en su corazón que espera llenar con el cariño de una joven entrando en sus 20’s.

Los mensajes comenzaron a surtir efecto y Leida Esther le dijo que había perdido su celular y que para seguir hablando cómodamente era indispensable que él le comprara uno, pero no cualquiera, debía ser el IPhone X y el muy convencido del amor de la joven, le mandó el celular.

Resultado de imagen para gringo y colombiana estafado

Luego el papá de ella, o sea el futuro suegro enfermó de gravedad y el atembado gringo volvió a girar otra platica para que comprara los remedios y así siguió el proceso de enviar más de seis millones de pesos, hasta que se pactó que él vendría a conocerla en persona para formalizar la relación entre el cajero y la necesitada.

Resultado de imagen para director película porno

Corten!

Paremos aquí la historia y hagamos juntos el análisis de la situación. El gringo de 60 y piola de años, está convencido que sus arrugas, su piel quemada por el sol y sus canas son el atractivo ideal para una joven con el cuerpo y malicia de la escultural colombiana.

Aceptemoslo, el viejo anda desesperado por carne fresca, por gozar de la fantasía de una mujer hermosa y joven que lo lleve a conocer las estrellas.

Ella por su parte, es una bandida, siniestra, asolapada y meticulosa, que sabe como mantener el interés vivo del pobre gringo atembado, para sacarle platica cada vez que puede.

Aquí el único culpable es el viejo gringo, que anda visitando perfiles de lindas jóvenes en todo el mundo, creyendo que con su pinta de Hill Boy las tiene matadas.

Resultado de imagen para PAOLA ARIZA

A ella no la culpo, como colombiano que soy, tengo claro que sólo en el imaginario de un idiota puede existir la posibilidad que una una mujer así le pare bolas. Así de simple son las cosas y si un hombre entra en ese juego llamado Sugar Daddy deberá entender que cada besito, foto o salida con la niña tiene un precio elevado, que debe estar dispuesto a pagar, o sea es prostitución en un nivel más disimulado.

Pero esto no sólo se ve con gringos o extranjeros, dese una vuelta por discotecas juveniles, por playas en Cartagena o San Andrés y verá la cantidad de Sugar Daddys disfrutando del placer que proporciona el dinero.

También están las señoras adultas que comen pollo y alimentan su ego con la presencia de musculosos muchachos a los que le patrocinan el Gym y las prendas de vestir a cambio de favorcitos sexuales.

Este mundo no ha cambiado, es el mismo de los años de Roma, de Sodoma y Gomorra, es nuestra naturaleza de la especie y no me vengan con cuentos chinos, a decirme que el viejo depravado es tiene la mente sucia, porque hombre maduro que se respete ha tenido sus fantasías en la mente y los que tienen con qué pagarla, se han dado sus gustos sin remordimientos.

Resultado de imagen para gringo y colombiana estafado

Caso Cerrado!

Tinieblo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here