«Soy clase media y no existo para este gobierno, lo perdí TODO»

Por MAURICIO MARULANDA

Durante diez años ahorró cada peso que podía poner en el banco, con el sueño de abrir su propio negocio, finalmente y a sus 40 años de edad, se lanza al mundo de la gastronomía y abre su restaurante de comida mexicana.

El Arrayán

Viajó a México y compró un menaje de artículos decorativos, alusivos a la cultura mexicana, trajo algunas muestras de tequilas y la fórmula para hacer una deliciosas margaritas.

decoracion de restaurantes mexicanos - Buscar con Google ...

Duró metido en dos cocinas mexicanas, a las cuales les pagó para aprender todos los secretos de las recetas mexicanas, buscando traer a Colombia, los mejores tacos, burritos, enchiladas y hasta pizza mexicana.

En sus dos primeros años de apertura, logró cautivar a muchos bogotanos con sus deleites mexicanos. El negocio iba viento en popa.

Gracias al éxito de su negocio, pudo dar la cuota inicial de un apartamento de $300 millones de pesos, nada del otro mundo, 72 mts, cuadrados en un barrio estrato III de la capital y logró meterse en la deuda de una camioneta usada para transportar las remesas que compraba en Corabastos.

Consultorios en arriendo en Chapinero, Bogotá | Ciencuadras

Un día llegó el coronavirus y tocó cerrar obligatoriamente su negocio. Dario (omito su apellido) tiene responsabilidad con 11 empleados,a quienes reunió y les propuso pagar las obligaciones de ley, pero su equipo lo animaron para seguir y promocionar la venta a domicilios.

Lo intentaron por un mes y fue un fracaso total, con el agravante que ahora debía más dinero por concepto de nómina y productos comprados que se perdieron con el paso de los días.

Emociones ante el despido, cómo convertir un despido en una ...

Pero las cosas se complicaron cuando el alquiler del negocio ($4 millones mensuales), los servicios públicos ($2 millones mensuales), los acreedores de productos ($5 millones mensuales), se suman al atraso de pagos de la cuota de su apartamento y la cuota de la camioneta y el pago de dos tarjetas de crédito, que en resumen suman cerca de $6 millones mensuales.

Su restaurante dejaba una utilidad de casi $8 millones mensuales, que le permitía pagar sus gastos de $6 millones y ahorrar dos millones mensuales. En dos años pudo ahorrar cerca de $32 millones, que al verse obligado a cerrar y después de pagar a sus empleados y los acreedores, sólo quedó con $8 millones que ya se fueron destinados a los pagos personales.

Desespero (Poema) Siempre hay solución para mil salidas.

Con voz entrecortada y bajando la mirada, Dario sigue la entrevista.

«Ya empecé a vender el menaje, las sillas, las mesas, incluso todo la batería de cocina y escasamente me ofrecieron el 30% del valor de compra – se limpia las lágrimas de sus ojos y continúa – para el gobierno soy clase media, un supuesto emprendedor que a punta de esfuerzo y sacrificio logró sacar adelante su negocio … y de pronto ya no tienes nada, ni siquiera para hacer una hijueputa remesa para mi casa … – se llena de valor para continuar – para este gobierno no aplico por estrato, no puedo recibir beneficios … simplemente NO EXISTO para el sistema, pero eso sí, ya llegó la demanda del propietario del local, ya llegó el formato para pagar impuestos y me doy cuenta que, así como estoy yo, están muchos. Los famosos préstamos a pequeños empresarios fue una farsa, fui al banco le expliqué al gerente y la respuesta fue contundente: Si no hay garantías no podemos ayudarlo».

Dario tiene un hijo de 9 años, una esposa que laboraba con él en su propio negocio, ya vendieron la camioneta, pero sólo recibieron $5 millones, después de haber pagado más de $11 millones, porque el comprador debia asumir la deuda adquirida.

Análise: O que pode oferecer a oposição para a Ponte Preta? Muito ...

«Todo esto duele, pero lo más triste es saber que hay alcaldes y gobernadores robándose las ayudas mientras otros estamos sin con qué comprar un mercado para la familia … Si después de esta crisis los colombianos no hacemos algo para cambiar la corrupción en este país, lo mejor sería irse de aquí a buscar oportunidad en otra parte».

Dario agradece a sus suegros que han sido quienes se han encargado de los gastos básicos de la familia.

¿Cuántas familias más de la
famosa Clase Media están
afrontando esta situación?

Director: Habib Merheg Marún

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here