Facebook, Instagram y WhatsApp estuvieron caídos durante casi 10 horas con problemas de conexión a nivel global tanto desde su versión web como desde sus aplicaciones. Pasadas las 11 de las noche hora colombiana comenzaron a restablecerse paulatinamente los servicios, aunque se mantuvieron las irregularidades hasta horas de la madrugada. Whatsapp, por su parte, también fue arrastrado por el problema y durante la jornada permitió mandar mensajes en formato texto, pero experimentó problemas con fotos y audios.

En ambos casos, los problemas de conexión comenzaron a advertirse pasado el mediodía y tuvieron una especial incidencia en el Reino Unido, en la costa este de Estados Unidos y en algunos países de Latinoamérica.  Los problemas fueron registrando quejas en distintos países. Facebook sufrió su caída mayor en Estados Unidos, Canadá, México, Guatemala, El Salvador, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil, España, Portugal, Francia, el Reino Unido, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Austria, Polonia, la India, Malasia y Filipinas.

Durante varias horas, no se pudo ni actualizar las páginas ni publicar contenido, según reportaron los usuarios en las redes. En el caso de Instagram, los usuarios padecieron especialmente problemas al no poder conectarse desde la aplicación móvil, en un 32% de los casos, seguida de la imposibilidad de subir fotos, que afecta al 24 por ciento de los reportes, según el sitio Outage Report. Los inconvenientes de Facebook, por su parte, tuvieron una mayor incidencia en los accesos a través de la web, algo que según Outage Report.  presentó impacto en el 35% de usuarios afectados, mientras que el 17% aseguro no poder escribir publicaciones y el 14% dijo no poder registrarse.

Ante lo cual Facebook twiteo en su cuenta oficial, “Estamos al tanto de que algunas personas actualmente tienen problemas para acceder a la familia de aplicaciones de Facebook. Estamos trabajando para resolver el problema lo antes posible”, indicaron más temprano desde Facebook.

Y dos horas después, el inconveniente persistía.


“Estamos enfocados en trabajar para resolver el problema lo antes posible, y podemos confirmar que no está relacionado con un ataque DDoS”, señaló el segundo comunicado de la firma de Mark Zuckerberg.

La compañía que dirige Mark Zuckerberg se ha visto salpicada por multitud de escándalos relativos a su gestión de la privacidad de los datos de los usuarios durante los últimos meses, que han empañado considerablemente su imagen pública.

Este miércoles, en las mismas horas en las que el servicio estaba afectado por las fallas, los fiscales federales de Nueva York iniciaron una investigación criminal sobre las prácticas de la empresa de compartir datos de usuarios con otras compañías, a veces sin conocimiento de los usuarios.

La mayor polémica a la que tuvo que hacer frente Facebook fue en marzo del año pasado, cuando se desveló que la consultora británica Cambridge Analytica utilizó una aplicación para recopilar millones de datos de internautas de la plataforma sin su consentimiento y con fines políticos. La empresa se sirvió de datos de la red social para elaborar perfiles psicológicos de votantes, que supuestamente vendieron a la campaña del ahora presidente estadounidense, Donald Trump, durante las elecciones de 2016, entre otros. En octubre de 2018, la compañía reporto que piratas informáticos robaron datos personales de 30 millones de cuentas.

Investigación criminal

Facebook no ha revelado la razón del colapso de sus servicios, pero negó especulaciones de que se tratara de un ataque cibernético. En medio de la caída, The New York Times informó que fiscales estadounidenses iniciaron una investigación criminal sobre las prácticas de la red social de compartir la información de los usuarios con compañías sin que éstos estén al tanto.

Un gran jurado de Nueva York demandó información a por lo menos dos grandes fabricantes de smartphones sobre este tipo de acuerdos con Facebook, según el diario. El manejo de Facebook de la información de sus usuarios quedó en el centro de la controversia después de que el año pasado admitiera que Cambridge Analytica, una empresa de consultoría política que trabajó para la campaña de 2016 de Donald Trump, utilizó una aplicación que supuestamente obtuvo datos privados de 87 millones de usuarios.

“Ya se ha reportado que hay investigaciones federales en curso, entre ellas del Departamento de Justicia”, señaló un portavoz de Facebook ante una consulta de la agencia AFP.   “Como hemos dicho antes, estamos cooperando con los investigadores y tomándonos en serio estas investigaciones. Hemos dado testimonios públicos, contestamos preguntas, y prometimos que lo seguiremos haciendo”, agregó.

Facebook anunció una serie de medidas para mejorar el manejo de la información, entre ellas eliminar la mayor parte de sus asociaciones de intercambio de datos con empresas externas.

De momento se descarta un ataque DDoS ya que este se caracteriza por dirigir una enorme cantidad de tráfico a un sitio web para llenar su ancho de banda e impedir que accedan a él. Algo para lo que Facebook y Google, por ejemplo, están preparados. “Ese tipo de compañías son tan grandes que su ancho de banda e interconectividad es enorme, por lo que pueden absorber efectivamente esos ataques a gran escala”, dijo Alex Henthorn-Iwane, vicepresidente de la compañía de seguridad ThousandEyes a Wired. Así que no fueron los hackers los que tiraron Facebook, Instagram y WhatsApp, sino una reconfiguración en sus servidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here